filosofías aparte 

el perro sabe saber que no entiende nada y ya mientras se caga de miedo
y los orines resbalan por sus muslos se le agarrotan los músculos y se le rompen cosas por dentro a medida que la cuerda se cierne entorno al cuello un centímetro más un centímetro menos o entre convulsiones encoge las patitas mientras se abandona cambiando su ladrido por un estertor y su latido por una nada pensando volver a ser feto y dejar de sufrir para no luchar más por respirar para ver finalmente a su mamá

filosofías aparte

un perro no sabe saber qué es ser perro aman por encima de toda conjetura su raza es el amor el amor es su origen y su destino dan lo que tienen y lo que no mata o lo matan con trampa veneno o perdigón pero de repente el cuerpo deja de responder pierde carrera y recibe patada en lugar de caricia y gesto amable saben saber la mirada del desprecio aprenden a saber que no sirven para nada

filosofías aparte

el perro ama por encima de sus posibilidades lo sabe quien ha mirado a un perro y lo ha visto y aún olisquea confiado la mano que le echa la cuerda pide ayuda a quien alza su cuerpo en el aire pide perdón a ese aire que patean y el terror se amalgama a la esperanza y el perro muere amando porque otra cosa no sabe
nada hay más infame y cobarde que quien no puede amar a un perro quien lo usa de algún modo para cazar pelear vencer soledades no es de fiar esa gentuza la más miserable entre la más mediocre de modo que el mundo más sangriento del mundo está hecho por gente que no sabe amar a los perros
entre niñas y perros nos transcurre la existencia no quitamos las miguitas a las hormigas acariciamos cualquier bicho que se acerque y mientras ese árbol de cuidados crece gente con licencia de fascista anda escopeta en mano talando disparando extinguiendo universos singulares no podemos acabar con la violencia humana pero sí intentar dialogar y no regirnos por la ira no podemos parar todas las violaciones pero sí rechazar la cultura de la violación no podemos detener la muerte prematura de animales pero sí ponernos delante de la víctima y ofrecer nuestro cuerpo en su defensa no podemos corregir todas las mentiras de la gente pero sí vivir buscando y practicando verdad

filosofías aparte

no podemos cambiar el mundo pero sí cambiar el mundo que atañe a nuestra piel y si yo lo hago tú también puedes y aquella y aquella otra y cuando lo hagamos la mayoría lo harán todas la mano verduga no tiembla el perro se caga de miedo mientras muere ahorcado ninguna sociedad puede perdurar con ese lastre millones de seres están siendo ejecutados por gente que no ama a los perros esa es toda la herencia que dejarán tras su existencia pero también crecerá la rabia de nuestra lucha y nuestra firme determinación de erradicar la barbarie

Shares
Share This