MANIFIESTO manifestación 7 de febrero de 2021

MANIFIESTO manifestación 7 de febrero de 2021

La historia ha querido que vivamos tiempos complejos, en los que nos hemos visto obligados a modificar buena parte de nuestros hábitos cotidianos. Cuando, hace un año, nos manifestábamos por esta misma causa, quién intuía que tendríamos que prescindir de lo cercano, del abrazo a los seres queridos o de la simple presencia de muchos de ellos, cuyos cuerpos se despidieron para siempre en la UCI de algún centro hospitalario.

Tras una reflexión interna sobre la conveniencia o no de repetir en este difícil 2021 nuestra convocatoria frente al lobby cinegético, este nos empujó. Porque cuando casi todos y casi todas sufrimos carencias, los cazadores prosiguen ajenos a ellas. Se limitan los viajes, el contacto social, el deporte no profesional o las visitas a los íntimos. Se cierran establecimientos hosteleros, locales de ocio y hasta los parques; pero la caza sigue, inmune a las restricciones, tras el escudo protector de unos privilegios incalificables. Bajo el pretexto vacío del control de las especies, nadie aún la ha acreditado con datos fieles, continúan matando con la complicidad de unos poderes públicos que parecen escribir las normas a conveniencia del negocio de los propietarios de los cotos y de quienes no encuentran mejor forma de divertirse que torturando hasta su fin a otros seres vivos. Andalucía y Castilla-La Mancha, por poner ejemplos de autoridades de distinto sentido político, han promulgado recientemente disposiciones que habilitan la caza como actividad esencial. ¿Desde cuándo la muerte es imprescindible para la vida? ¿Desde cuándo la tortura de los perros, cosificados como meras herramientas, los ciervos o las perdices son elementos de primera necesidad? ¿Desde cuándo el enriquecimiento de los empresarios de un sector o el placer de una minoría es más importante que visitar a tus padres (si habitan, por ejemplo, en otro municipio), que las actividades extraescolares de los críos o que la presentación de una obra de arte?

Llegó febrero y con él, de nuevo, el pánico de los galgos, que volverán a ser abandonados, disparados o ahorcados, según el grado de fidelidad del criminal de turno a las tradiciones más bárbaras. Regresará el recuento de las llamadas presas: cientos, miles o millones según la especie. De nuevo, escucharemos las falsedades de siempre. Que si se trata de un deporte, que si lo hacen por preservar el equilibrio de la naturaleza o que el daño a los perros es causado por los animalistas para crearles a ellos mala prensa. Afirmaciones sin pruebas e insostenibles desde la razón sobre las que se mantiene una actividad en contradicción perpetua con la sensibilidad de la sociedad contemporánea y con los más elementales principios de la lógica. Nadie en sus cabales tortura a quien ama, nadie asesina para preservar, nadie tiene el derecho a restablecer a tiro limpio una concordia natural que ellos mismos destruyen por su interés propio. Los cazadores no son la solución a nada, sino una de las principales causas de la lenta agonía de la poca vida salvaje que aún subsiste.

Con pleno respeto a las normas sanitarias vigentes, pero con la firmeza de quien se sabe defensor de lo justo, un año más salimos a las calles para exigir el fin de la actividad cinegética. Para denunciar que sus argumentos solo son la propaganda de un negocio sanguinario. Para solicitar a las autoridades normas eficaces y no la habitual complicidad con los matarifes.

Febrero; los perros tiemblan ante el cruel destino que les reservaron aquellos a quienes un día consideraron sus aliados. Y de su temblor, nacen nuestros gritos: NO A LA CAZA CON GALGOS, NO A LOS PRIVILEGIOS DEL SECTOR CINEGÉTICO, NO A LA CAZA.

#NoALaCaza7F

NAC CONSULTA A SEPRONA SOBRE ABANDONO DE GALGOS EN ESPAÑA

NAC CONSULTA A SEPRONA SOBRE ABANDONO DE GALGOS EN ESPAÑA

Los datos oficiales de SEPRONA son 546 perros abandonados en 2018 de los cuales 172 eran de caza, 52 de ellos galgos y tan solo 8 galgos abandonados en 2019.

Como parte interesada y obligada año tras año a dar explicaciones de los datos que ofrece SEPRONA sobre maltrato y abandono de animales de caza, en especial los galgos. les remitimos una seria de consultas para poder aclarar tanto a medios de comunicación como a personas y colectivos la gran diferencia entre cifras oficiales de SEPRONA y cifras de protectoras de animales. Al igual de estar muy interesados en el protocolo que sigue el Servicio de Protección de la Naturaleza a la hora De encontrar a esos animales abandonados o maltratados.

A continuación, os dejamos el listado de preguntas que les hicimos. Seguramente se podrían hacer más y no descartamos volver a preguntar o re formular algunas, ya que muchas se quedaron sin responder.

  • ¿Los datos de SEPRONA recogen los animales abandonados rescatados por protectoras, particulares, cuerpos de policía locales o policía nacional? No, los datos recogidos en las estadísticas del SEPRONA son aquellos de los que ha tenido conocimiento la Guardia Civil.
  • En caso de que un galgo sea recogido por una unidad de SEPRONA, se localice al dueño, y este no haya denunciado su desaparición, ya sea por robo o por extravío, suponiendo ya que es un abandono. ¿Cuál es la sanción que se le aplicaría a su dueño? ¿Qué sucede con ese animal que ha sido abandonado? ¿Vuelve a su dueño si él lo requiere? La actividad del SEPRONA, tal y como se recoge en la ley 2/86 de FFCCS, es velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservación de la naturaleza y medio ambiente, de los recursos hidráulicos, así como de la riqueza cinegética, piscícola, forestal y de cualquier otra índole relacionada con la naturaleza. En el caso concreto del abandono animal, la casuística con la que se encuentran los agentes del SEPRONA es variada, pero su actuación siempre se llevará de acuerdo a la regulación vigente, que en el caso del Código Penal se encuentra en el artículo 337bis, donde quedan reflejados los elementos del tipo necesarios para constituir una infracción penal así como la pena que puede imponer el juez llegado el caso. En caso de que la Guardia Civil tenga conocimiento, bien directamente o a través de denuncia, de que se está produciendo un hecho que pudiera ser constitutivo de delito o infracción administrativa, procederá a iniciar sus actuaciones y ponerlo en conocimiento de la autoridad competente, la cual será la encargada de evaluar los hechos e imponer la sanción que pudiera corresponder. Esa misma Autoridad será la encargada de disponer del destino final del animal abandonado.

Según el artículo publicado en el diario El Mundo el 28/02/2015 las cifras que ofrece SEPRONA sobre abandono de animales tan solo son de los casos donde actúan sus unidades.

Los datos de la Fundacion Affinity (fundación que recopila los datos de animales recogidos por algunas protectoras españolas) habla de 104.688 perros abandonados en 2018, más de 13.000 tan solo en el mes de febrero debido al fin de la temporada de caza. Extrapolando estos datos con los que tenemos de las protectoras que nos dicen que de media el 70% de los perros recogidos son perros de caza podemos estimar unos 74.000 perros de caza abandonados cada año.

La protectora Fundación Benjamin Mehnert entre el 18 y el 20 de enero de este 2020, en tan solo 3 días, dio entrada en sus instalaciones a 61 galgos. 9 más que los que SEPRONA dice se abandonó en todo 2018

  • ¿Podríamos decir que las cifras de abandono de perros ofrecidas por el SEPRONA se ajustan a la realidad de perros abandonados en España? ¿Creen que estos datos se acercan más a la realidad de abandono de animales que se vive en España que los datos ofrecidos por SEPRONA? ¿Piensan que estas cifras son falsas, o son cifras que se deberían sumar a las ofrecidas por el SEPRONA? Como ya se ha indicado anteriormente, las estadísticas que elabora el SEPRONA lo son únicamente en base a los hechos de los que ha tenido conocimiento la Guardia Civil. Se desconoce el rigor con el que otras organizaciones confeccionan sus propias estadísticas, por lo que no se puede efectuar una valoración al respecto, siendo el SEPRONA únicamente responsable de los datos oficiales que facilita la Guardia Civil.

Los cazadores se quejan de sufrir muchos robos de perros, pero la cifra que da SEPRONA tan solo habla de 285 perros de caza robados. Nosotros compartimos las palabras de la portavoz del SEPRONA Ana Prieto en la entrevista realizada por Jara y Sedal “Históricamente han existido mafias y grupos que intentan robarlos (galgos) para utilizarlos con otros fines” como pudimos ver con el sonado caso Chapapote, o hace 2 meses un galguero se cruzó con otro galguero que llevaba sus perros anteriormente sustraídos en Alpera (Albacete). Según afirman los galgueros, los galgos abandonados son los que les han sido robados.

  • ¿Cuáles son los motivos que llevan a estos robos? ¿Creen que existe una mafia de robos dentro del mundo de los galgueros? Si un galguero no tiene identificado ¿puede denunciar el robo del animal? ¿Alguno de los perros abandonados recogidos por SEPRONA eran animales robados o había sido denunciada su sustracción? Como ocurre con cualquier otro tipo de delito los motivos o circunstancias que llevan a cometer estos hechos son diversos. Se han descubierto grupos y organizaciones criminales implicadas en el robo y comercialización ilegal de este tipo de animales, en especial en el caso de ejemplares que destacan en competiciones deportivas, pero en otros muchos casos no difiere de otros hechos delictivos en los que se sustraen bienes patrimoniales de cualquier tipo. Como en cualquier delito siempre se puede interponer denuncia por el robo o sustracción con independencia de que el animal se encuentre o no debidamente identificado. No obstante, las posibilidades de recuperación del animal, en el caso de no estar debidamente identificado, se reducen considerablemente.

Plataforma NAC (No a la Caza) es una asociación apartidista, aconfesional y antiespecista sin ánimo de
lucro, cuyo fundamental objetivo es concienciar y promover el respeto y los intereses individuales de los animales no humanos, especialmente aquellos relacionados con la caza, así como hacer valer y ampliar sus derechos.

¡¡¡QUE NO TE ENGAÑEN!!!

¡¡¡QUE NO TE ENGAÑEN!!!

Últimamente escuchamos a los cazadores decir que ellos son los que erradican “las plagas” de animales que tanto nos afectan a los agricultores y a los urbanitas, no solo de jabalíes, también de conejos, de zorros, de gamos, corzos, etc.

Y claro, que podemos decir ante esto si nos encontramos jabalíes en las puertas de nuestras casas, conejos en parques y rotondas, corzos que saltan en cualquier punto de la carretera.

Animales que destrozan los cultivos de los agricultores muchos de ellos también aficionados a salir a matar con la escopeta. Que sí, que hay sobrepoblación de animales.

Pero que no os engañen, un gran número de esos animales que encontramos y que los cazadores denominan plaga son animales criados por y para los cazadores. Jabalíes que arrasan campos de cebada, maizales, los que vemos en nuestros parques sin miedo al humano levantando el césped, los conejos que arrasan trigales, los que vemos viviendo en las rotondas, los corzos, venados, etc que tanto daño causan a los agricultores, que se comen los viñedos o los castaños, muchos son criados en granjas y soltado para darles caza.

Pongamos de ejemplo los datos encontrados en esta web sobre las granjas de conejos de monte:

https://asescu.com/wp-content/uploads/2018/03/Comercializacion187.pdf

En 2017 en España había 306 granjas de conejos de monte con una media de 430 conejas reproductoras las cuales tienen una media de 18 gazapos al año. Esta simple cuenta nos da que en España cada año se crían para soltar y cazar en nuestros montes 2.368.440 conejos

Caso 2,4 Millones de conejos de monte que son criados en granjas!

¿Quiénes son culpables de la sobrepoblación?

Lo mismo pasa con jabalíes, corzos, muflones, ciervos, perdices….

Según el artículo de Trofeo Caza “Perdices de granja son todas iguales” en España se sueltan para dar muerte a entre 3,5 a 5 millones de perdices y más de 100.000 faisanes.

En definitiva creemos que los cazadores y sus ansias de tener más animales delante de sus escopetas son en parte culpables de sus denominadas plagas, de los destrozos en muchos de los cultivos de nuestros campos y de los accidentes de tráfico con animales.

¡NO A LA CAZA! ¡QUÉ NO TE ENGAÑEN!

MANIFIESTO CONCENTRACIÓN NAC EN CUENCA

MANIFIESTO CONCENTRACIÓN NAC EN CUENCA

Los cazadores aseguran amar a los animales, y así lo gritarán en las calles por primera vez el 15 de abril. Pero ¿qué es amar? ¿Amar es considerar a un ser vivo una simple herramienta? ¿Amar es arriesgar la vida de un indefenso animal haciéndole correr hasta la muerte? ¿O es amar atar a los animales a las vías del tren para que tengan la muerte más dolorosa? Amar es la palabra que usan los cazadores, pero se traduce en maltrato y atrocidades. Lacra nacional, vergüenza europea y atrocidad mundial por la que hoy gritamos a una sola voz NO A LA CAZA.

Por desgracia, a día de hoy, el cruel suceso sobre el que queremos sentar las bases de un nuevo comienzo es más habitual de lo que debiera.

La crueldad de los denominados galgueros no alcanza límites, y no los llegan a tener gracias a la exclusión de los animales utilizados en la caza en la gran parte de legislaciones de las comunidades autónomas. Ya hace cinco años conocíamos el caso de los 90 perros de Mogán, que movían de un municipio a otro para burlar las penas que con mucho esmero los animalistas conseguían a través de firmas. Pero las atrocidades no paran, y el hallazgo de esta fosa común alerta tanto a animalistas como al mundo entero.

Gracias a la ayuda de voluntarios, una vez más, se busca la justicia de estas almas que fueron sacrificadas de una manera cruel y salvaje. La legislación no puede obviar estos hechos. Por el momento 25 cadáveres de perros, que van en aumento, fueron arrojados con vida condenados a morir de hambre y sed. EXIGIMOS JUSTICIA PARA TODOS Y CADA UNO DE ESTOS ASESINATOS.

Tarancón no caerá en el olvido. Las palabras se deben convertir en hechos y no pararemos hasta que la igualdad animal sea alcanzada. Los seres más puros del planeta están sufriendo, y necesitan nuestra ayuda. Una vez más, unid@s gritamos por todos los sin voz NO A LA CAZA. Por todos los galgos a punto de morir en entrenamientos diarios de 30 kilómetros atados a un remolque, y que cuando sobreviven ganar una carrera se convierte en un hecho de vida o muerte, por los que en toda su vida sólo han comido un trozo de pan y nunca recibirán una caricia.

25 cadáveres que van en aumento, 25 seres inocentes, 25 almas que vivieron torturadas y murieron de una manera idéntica a la de las antiguas fosas comunes de la época franquista. Unas leyes que dan la espalda a los casos leves y más extremos de maltrato amparando a los asesinos más sanguinarios. Un marco judicial que PROTEGE la matanza masiva de perros autodenominados de caza bajo la excusa de ser una tradición de la población rural.

La esperanza a pesar de las miles de muertes sigue viva. Gracias a los supervivientes, a las pobres almas que nos demuestran que por cruel que pueda llegar a ser el ser humano jamás perderán la confianza en él; a las almas torturadas que abren su corazón a una nueva persona sin contemplaciones y dejando atrás su pasado.

Queremos EXIGIR la ayuda de todos aquellos que nos escuchen y de los políticos. Esta situación debe cambiar, estas muertes no deben caer en el olvido, ESTAS 25 MUERTES DEBEN SER MOTIVO SUFICIENTE DE CAMBIO.

Hoy nuestra voz se une, junto con la de muchos países europeos que siguen de cerca los casos, por estas injustas 25 muertes, pero también por todas las que se están produciendo desde la finalización de la temporada de caza. Por los que son atados a las vías del tren al amparo de una muerte dolorosa, por la odisea que viven 90 podencos de Mogán que llevan 5 años en un limbo judicial sin ayuda y hacinados. Por los ahorcados, por los tirados a pozos, por los abandonados a su suerte y, sobre todo, por los que todavía luchan por vivir. Por todos ellos y por los que todavía están por venir hoy decimos BASTA.

BASTA YA de permitir en nombre de una tradición que se juegue con la vida de seres vivos.

BASTA YA de ahorcar a seres indefensos.

BASTA YA de tirar a un pozo a un galgo cuando se considera que ya no sirve para la caza.

BASTA YA de considerar una especie superior a otra.

BASTA YA de encerrar en una tragedia perpetua a los perros de caza que se repite cada febrero.

BASTA YA